Visita a la expo de Alma-Tadema

Lawrence Alma-Tadema: "Las rosas de Heliogábalo" (detalle). Óleo sobre lienzo. 1888.

Los que me conocen lo saben ^_^. Soy una fan incondicional de los prerrafaelitas. Me encanta todo lo que este grupo de artistas hizo en el siglo XIX: la búsqueda constante de la belleza, el protagonismo de la mujer, la inspiración en el arte clásico y en las leyendas artúricas… ¡¡Todo!!

Por eso hoy he ido a visitar la exposición de Alma-Tadema en el Museo Thyssen de Madrid. No sólo iba a encontrar obras de Lawrence Alma-Tadema, sino de más prerrafaelitas como John William Waterhouse, Frederic Leighton, John Everett Millais y Dante Gabriel Rossetti entre otros. Todo esto gracias a Juan Antonio Pérez Simón, que ha conservado estos cuadros en su colección privada y los ha prestado para que podamos disfrutarlos nosotros también. 🙂

Mujeres griegas

Frederic Leighton: "Muchachas griegas recogiendo guijarros a la orilla del mar". Óleo sobre lienzo. 1871.

Como podéis adivinar… he salido encantada. ¡Tanto que me he comprado el catálogo! Y mira que sólo me compro los de las exposiciones que me han gustado de verdad (si no, mi pobre cartera se pondría a temblar cada vez que entro a un museo).

Pero bueno, centrándonos en lo que nos ocupa… Os voy a contar por qué el arte de los prerrafaelitas (conocidos también como artistas victorianos porque vivieron en la misma época que la reina Victoria de Gran Bretaña), merece tanto la pena:

En mi opinión es un arte atemporal por su temática: el amor es el gran protagonista. Algunas obras parecen ilustraciones de antiguos cuentos (sobre todo de las leyendas del rey Arturo).

El final de la canción

Edmund Blair Leighton: "El final de la canción". Óleo sobre lienzo. 1902.

La técnica predilecta es el óleo sobre tabla o lienzo, y el detallismo, el tratamiento de los ropajes y los colores brillantes, nos recuerdan a las obras de los primitivos flamencos. Se parecen mucho, esa es la razón por la que se autodenominaron prerrafaelitas (de antes de Rafael, es decir; recuperando el estilo anterior al siglo XVI aproximadamente).

De verdad, recomiendo visitar esta exposición porque en directo las obras ganan muchísimo. (Cuando veáis el cuadro gigante de Las rosas de Heliogábalo sabréis de lo que hablo).

La colección estará en el Museo Thyssen-Bornemisza hasta el 12 de octubre (¡la han prorrogado!). Después viajará y se expondrá en el Leighton House Museum de Londres, donde estoy segura, muchas obras se sentirán como en casa. 😉

3 Comments

  1. by Marga - Harte con Hache on 17 septiembre, 2014  7:46 pm Responder

    Pues no veas qué alegría me has dado. Pensaba que me la iba a perder y resulta que coincide con el viaje a Londres que tengo planeado (y encima tenía pensado visitar la casa de Leighton). Muchas ganas de verla.

    • by Laura on 17 septiembre, 2014  7:57 pm Responder

      Me alegro un montón! Seguro que te encanta! Por cierto, no sabes cómo me he acordado de ti y de tus posts victorianos. :) :)

Leave a reply

Your email address will not be published.