Arte a lo grande: Nazca

Araña Nazca

La Araña. Geoglifo de Nazca.

¿Os habéis sentido alguna vez muy pequeñ@s al lado de una obra de arte? ¿Y os gustó la experiencia? Si la respuesta es sí, os invito a quedaros y disfrutar de lo que viene a continuación.

Ya hablamos en el pasado sobre un artista que hacía arte gigante (ver post aquí), pero lo de hoy es de otro planeta (o al menos eso dicen muchos xD).

Hoy os quiero mostrar unos dibujos enormes, que pueden medir desde 500 metros hasta 8 kilómetros. Y por supuesto, sólo se pueden ver bien desde el aire. O te subes a un avión/helicóptero, te metes en Google Earth o haces lo que se lleva ahora tanto, poner una cámara en un drone volador. Si vas a hacer esto último necesitarás una cámara resistente tipo GoPro, no lo dudes, haz click aquí para ver más cámaras de este tipo.

Mono Nazca

El Mono. Geoglifo de Nazca.

Seguramente ya los conozcáis, se tratan de los geoglifos de Nazca, situados en un desierto al sur de Perú. Un geoglifo es un surco en la tierra (geo: tierra, glifo: incisión, grabado). Gracias al clima tan caluroso que hace allí y a las pocas lluvias, estos dibujos han llegado hasta nosotros.

Colibrí nazca

El Colibrí. Geoglifo de Nazca

Las líneas de Nazca se realizaron en torno al 200-300 d.C, y las representaciones que más se repiten son las de el mono, el colibrí, el gato y el que se conoce como “el astronauta”. Una de las teorías más aceptada es que la cultura nazca creía que los dioses les observaban desde el cielo, de ahí que realizaran estos dibujos para rendirles tributo.

The Astronaut

El Astronauta. Geoglifo de Nazca.

Son impresionantes, ¿verdad? Seguramente os preguntaréis cómo se las arreglaron para hacer esos dibujos sin poder ir comprobando desde arriba si se torcían o no :p. Pues bien, ese es uno de los grandes misterios. Aunque los expertos dicen que se basaban en dibujos a escala y se servían de cuerdas, hay algunas personas que insisten en que estas representaciones no fueron realizadas por el hombre, sino por extraterrestres.

¿Vosotros qué pensáis? Me gustaría conocer vuestra opinión. ¡A lo mejor sí que les echaron una mano los alienígenas! 😉

Leave a reply

Your email address will not be published.